A lo largo de «Amoris Laetitia» el Papa da muy buenos consejos para la vida diaria de las parejas. Por ejemplo, propone una buena estrategia para hablar de temas difí­ciles.

Dice que como la mayorí­a de las veces se discute por cuestiones pequeñas, la clave está en «el modo de decir las cosas o la actitud que se asume en el diálogoâ?. Por eso, propone seguir estas pautas:

– reconocer los malos sentimientos que vayan surgiendo y relativizarlos para que no perjudiquen la comunicación;

– expresar lo que uno siente sin lastimar

– utilizar un lenguaje y un modo de hablar que pueda ser más fácilmente aceptado o tolerado por el otro, aunque el contenido sea exigente;

– plantear los propios reclamos pero sin descargar la ira como forma de venganza: y

– evitar un lenguaje moralizante que sólo busque agredir, ironizar, culpar, herir.

 

Deja un comentario